El escalofrío escocés de manos de Stevenson

Antes de Halloween me acerqué a la librería a por recomendaciones para estos días en los que personalmente me apetecía leer algo de terror. Así que me llevé dos libros, uno de ellos Historias Escocesas de R.L. Stevenson, El volumen incluye cinco relatos, algunos más cortos que otros, ambientados en la tierra que vio nacer al escritor y con un toque siniestro.

De las cinco historias mis favoritas han sido El ladrón de cadáveres , Janet la Torcida y El sótano de la peste, quizás por tener un halo más gótico y más siniestro. De los cinco relatos, dos hacen referencia a la locura. La obsesión y la superstición al final llevan a la locura a los personajes que acaban intentando hacer daño a otros o a sí mismos. Así que imagino que perder la salud mental era algo que entonces se consideraba más terrorífico aún que hoy en día, hasta el punto de protagonizar historias de terror. Algo incomprensible, algo cuya explicación solo podía ser diabólica. El último relato de este libro, El pabellón en los Links, no es una historia de miedo sino de aventuras más bien sobre un desfalco con trágicas consecuencias.

Leer más “El escalofrío escocés de manos de Stevenson”

Anuncios

El diablo vive en Oslo

Termino La Estrella del Diablo de Jo Nesbo con buenas sensaciones pero no con el subidón de otros libros de este autor noruego, aunque ésta, que es la cuarta entrega, empieza a parecerse cada vez más a las novelas trepidantes que he leído con el comisario Harry Hole como protagonista.

Conocí a Nesbo y Harry Hole con El leopardo, el octavo volumen de esta serie, y fue un flechazo, así que comencé a leer todos los libros con los casos del comisario Hole. Esto ha hecho que vaya leyendo la serie por el principio y continúe por los nuevos que va publicando. De momento me quedan pendientes dos: El redentor y Muñeco de nieve, los volúmenes seis y siete de una saga que ya lleva once novelas.

Ahora Harry es un viejo amigo al que hecho de menos cuando hace tiempo que no nos vemos y por el que lo paso mal por sus altibajos con el alcohol, su relación con Raquel y sus problemas con el cuerpo de Policía de Oslo.

Leer más “El diablo vive en Oslo”

La reflexión de Años Lentos

Mi última novela ha sido Años Lentos de Fernando Aramburu, mi primer libro del escritor de la célebre Patria. Para ser sinceros he visto que este último título está en la biblioteca de mi ciudad pero nunca había leído nada suyo así que no estaba muy segura de lanzarme a su lectura porque a todos nos ha pasado alguna vez que algo que gusta mucho no tiene por qué gustarnos a nosotros.

Me topé con Años Lentos en una visita a la librería Bahía de Letras hace unos meses. Iba buscando alguno de los de Jo Nesbo que me faltan (increíble serie policíaca adictiva de la que tendré que escribir un post un día) pero no estaban y allí estaba esta novela corta de Aramburu llamándome desde el estante.

La historia se sitúa en Ibaeta, un barrio obrero, de San Sebastián durante la década de los 60. Inicios del nacionalismo vasco, los comienzos de la banda armada ETA y la represión franquista como grandes temas de fondo sobre la cotidianeidad de la vida de una familia con pocos recursos y poca cultura.

Leer más “La reflexión de Años Lentos”

El Libro de los Baltimore, una tragedia familiar que no crea adicción

Finalizo El Libro de los Baltimore de Joël Dicker con una sensación agridulce, no porque me la haya producido el final sino porque me esperaba mucho más, puede que ese sea el problema, y es que su novela La verdad sobre el caso Harry Quebert me gustó muchísimo, puede que esa haya sido otra dificultad añadida a esta lectura. Desde luego esta novela sobre la familia de los Golddman de Baltimore no es ni de lejos tan buena como la anterior.

Esta es una historia de perdón y reparación. Marcus Goldman, el protagonista una vez más de Dicker, realiza un recorrido por su infancia y la de sus adorados primos y tíos de Baltimore, a los que siempre había idealizado y a los que adoraba. Junto a ellos está Alexandra, su amor de adolescencia. Se trata de una joven fuerte y decidida que vuelve, sin previo aviso a aparecer en su vida.

Goldman nos adelanta que algo malo pasó, lo que él llama ‘el Drama’, y nos lleva hacia él y un poco más allá a lo largo de todos esos recuerdos y anécdotas. Un viaje que al personaje le sirve para reconciliarse con ese pasado, para rellenar los huecos desconocidos de esta historia familiar y para poder avanzar en su vida desde un punto de vista emocional.

Leer más “El Libro de los Baltimore, una tragedia familiar que no crea adicción”

Essex y ¿su serpiente?

Después de varias semanas en las que no he podido hacer mucho más allá de estudiar, ir a clase y trabajar he terminado mi máster, al menos lo que concierne a clases y exámenes, y de pronto tengo tiempo otra vez así que he podido terminar (por fin) La Serpiente de Essex de Sarah Perry y espero recuperar pronto un buen ritmo de lectura.

Lo cierto es que este libro me ha desilusionado un poco. Tenía muchas ganas de leerlo. Había visto muy buenas críticas y el argumento me llamaba mucho la atención. Una mujer fuera de lo común que en la época victoriana se empeña en  mantener viva su pasión por la ciencia y los fósiles y que se decide a averiguar qué hay de cierto en esos rumores sobre la serpiente de Essex.

Lo he tenido que leer a trozos. Empecé con muchas ganas, me cansé, lo dejé, lo retomé otra vez con ganas, otra vez me cansé y regresé a él para leer el final. Lo mejor para mi son los personajes femeninos. Especialmente Cora, la protagonista, y Martha, su asistenta. Mujeres fuertes, con convicciones y con un ímpetu que nadie puede parar.

Leer más “Essex y ¿su serpiente?”

Sobre el buen periodismo

Los cínicos no sirven para este oficio. Sobre el buen periodismo es una obra que recoge algunas ponencias que ofreció en vida el periodista Ryszard Kapuscinski y que realiza a mi modo de ver unas reflexiones muy interesantes sobre la profesión que amo pero que me ha decepcionado.

Destacaré algunos de esos pensamientos en este blog. El primero que me llamó la atención durante la lectura de esta obra que tiene editada Anagrama es:

“Es un error escribir sobre alguien con quien no se ha compartido al menos un tramo de la vida”

Me parece un punto acertado. Los medios ya apenas tienen gente por lo que se cubren grandes distancias con el personal mínimo, lo que implica que periodistas que no son de esa zona son los que están contando las noticias. Las historias de la gente y así las informaciones nunca están completas porque esos periodistas pasan tan solo unas horas y si hay suerte unos días con los protagonistas de los hechos. Y esto sin hablar de las guerras, problemas medioambientales o simplemente de otras formas de abordar la educación, la política o de otras expresiones culturales de países del tercer mundo o simplemente de aquellos que están lejos del primer mundo o fuera de la agenda de los medios.

Hablo de la situación de los medios de comunicación en general, no la de los cuatro grandes medios o conglomerados de comunicación de un país. Aunque también adolecen de los mismos problemas, quizás estén más atenuados… o quizás no.

“Las nuevas tecnologías facilitan enormemente nuestro trabajo, pero no ocupan su lugar”

Es cierto que las nuevas tecnologías son un apoyo increíble en la labor periodística pero ciertamente han suplantado lo que se cree que es la labor del periodista y por eso, entre otras cosas, lo que publican los medios se parece muchas veces tanto que es difícil diferenciarlos. La capacidad de análisis y de crítica de los periodistas debería ser tenida en cuenta, puesta en valor y alentada por parte de sus superiores. Por no decir que tener un móvil y hacer fotos no te hace periodista a pesar de lo que la gente se crea.

¿Hemos convertido la información en un espectáculo? ¿quizás porqué así es más fácil que los ciudadanos la consuman? Ryszard Kapuscinski opina que este es otro de los problemas del periodismo. Desde luego considero que esto es así y que además el sensacionalismo campa a sus anchas por los medios, y cada vez más, sin que los profesionales, ni los ciudadanos le hagan ascos. Y así dice:

“El mundo de los negocios descubre de repente que la verdad no es importante, y que ni siquiera la lucha política es importante: que lo que cuenta en la información es el espectáculo. Y una vez que hemos creado la información-espectáculo, podemos vender esta información en cualquier parte”.

Leer más “Sobre el buen periodismo”

Hércules Poirot, certero 16 años después del crimen

Cinco Cerditos de Agatha Christie es la primera novela de la célebre escritora que leo. Sí, vergüenza, lo sé. Y eso que recuerdo que mi abuela Mari tenía todas sus novelas, o por lo menos muchas, en su casa en Madrid y no se cómo no me dio por leer alguna durante las muchas navidades y vacaciones que pasé allí en mi adolescencia.

Pero bueno lo cierto es que a pesar de que no hay cosa que me guste más que un crimen y un detective dispuesto a resolverlo había llegado hasta aquí sin leer a la gran dama del género negro pero gracias a este regalo de mi amiga Araceli Muñoz ya le he puesto remedio.

Cinco cerditos nos cuenta el caso de Caroline Crale que falleció tras haber sido condenada por el asesinato de su marido Amyas Crale. 16 años después, su hija, ya una adulta, contrata los servicios del célebre detective Hércules Poirot porque está convencida de que su madre no es culpable. Poirot tendrá que enfrentarse a cinco coartadas, las de las otras cinco personas que estuvieron en la casa del matrimonio el fatídico día en que fue asesinado el artista.

Leer más “Hércules Poirot, certero 16 años después del crimen”